• Kipton Cronkite

    <
    >

    Un paso enorme en el mundo del arte, diseño y real estate

    por ALEJANDRO CARRILLO

    El paso de Kipton Cronkite por el Art Staging ha marcado un antes y un después en la escena de Nueva York, y ahora se extiende a otras ciudades, que al igual que la Gran Manzana, marcan tendencias. Bienvenidos sean al mundo de Kipton Cronkite y ArtStager.

    a empresa creada por el nativo de Oklahoma, Kipton Cronkite, ArtStager, ha irrumpido en el mundo del arte y el real estate como una verdadera bomba, especializándose en buscar artistas emergentes y consagrados para los más lujosos proyectos de Real Estate en la costa este de Estados Unidos. Ya son más de diez año desde que Kipton ha creado excelentes proyectos para los más selectos clientes, principalmente en lofts y townhouses, en donde los ávidos coleccionistas desean llenar sus espacios con el arte más codiciado.

    Todo comenzó cuando Kipton, aún radicado en Oklahoma, y sus tíos en Nueva York, visitaban a Kipton y su familia, y fue en ese momento, en el que Kipton decidió que trabajaría en Wall Street. Sin embargo, tras el trágico 9/11, Kipton trabajó por un año en una galería en Soho y durante ocho años se dedicó a nutrir su pasión por el arte, hasta que finalmente dejó las finanzas y decidió ayudar a artistas emergentes y crear grandes colecciones para amigos y clientes.

    En el ano 2009 Kipton abrió su galería en el número 75 de Wall Street, y el encargado de desarrollar el edificio le pidió que se dedicara a hacer art stating para los departamentos y el penthouse del edificio, así como áreas comunes. Fue justo ahí, que el diseñador se percató de que el art staging podía hacer maravillas por el ambiente, y ya no hubo marcha atrás.

    Actualmente se encuentra entregado en un proyecto en Florida, en el que labora como curador, además de las residencias del número 75 de Wall Street. Kipton nos habla con una verdadera pasión acerca de lo que hace, y al preguntarle acerca de sus vecindarios predilectos, nos responde: “hablando del mercado, el Lower East Side, el Upper East Side, y el Distrito Financiero. Personalmente, me encanta West Village por su encanto, más no es el área mejor valuada en la actualidad”.

    Kipton analiza cuidadosamente a cada cliente, de tal manera que logra conseguir las piezas ideales para él o ella, obteniendo un perfecto equilibrio con el ambiente.

    Además, nos comenta con orgullo que los diez años de experiencia lo han llevado a tener un ojo especial para saber qué artista va de acuerdo con la propiedad, y, por supuesto, con el cliente. De igual manera, manifiesta sentir una predilección por los artistas emergentes, pero también nos da una lista ecléctica de sus artistas favoritos: Willem de Kooning, Gerhard Richter, Keith Haring, Shay Kun, Stuart Davis, Cindy Sherman y el gran Claude Monet.

    Al preguntarle acerca de sus ciudades predilectas y el por qué, nos menciona: París por la moda, Praga por la arquitectura, Shanghái por la energía, Bermuda por sus playas, Nueva York por su gente, y Los Ángeles por su saludable estilo de vida.

    Kipton Cronkite también se rodea de los mejores colaboradores, tal es el caso de Michael Graves de Douglas Elliman, quien entre sus satisfechos clientes incluye a Sharen Turney, CEO de Victoria’s Secret, Adam Rose, CEO de Rose Associates, Jeff Schwartz o Philip Kalaf.

    Un hombre con una puntería para responder estupenda, completamente consciente de lo que quiere y de lo que sabe hacer, amante de los modales del pasado (nos menciona que de ser una película, sería Titanic, y de ser una pintura, cualquiera de Claude Monet) y quien ahora dividirá su tiempo entre Nueva York y Florida, esto, claro, mientras que su ya impactante cartera de clientes continúe creciendo.

    Nos despedimos de Kipton Cronkite de la manera más amable posible, esperando volver a colaborar, y él mostrándose sumamente complacido con nuestra charla, lo cual es siempre un deleite cuando de personalidades de este nivel de talento se trata.

    www.artstager.com