• CASAS DE LA PUNTA

    <
    >

    BRILLAN EN LO ALTO DE UNA CAÑADA

    Con el riguroso discurso en su diseño, Grupo Arquitectura materializa dos residencias donde todo fue integrado con una precisión milimétrica que seduce, formando un ambiente tan cercano a lo celestial que motiva el buen vivir.

    Por Arturo Emilio Escobar
    Fotos Jorge Hernández de la Garza

    En una propiedad de casi una hectárea en Bosques de las Lomas, de la Ciudad de México, la firma Grupo Arquitectura diseñó y construyó dos casas en la parte superior de una cañada. El proyecto surge a partir de dos muros paralelos de piedra que cierran el conjunto a su colindancia Norte y, mediante una estructura metálica, abren una fachada muy ligera integrada a los jardines del Sur. La estructura, que libra un claro de 14 metros, transversal a los muros, alberga todos los espacios de estar y habitaciones, quedando prácticamente los servicios contenidos entre los muros.

    Las casas parecen emerger de lo alto de la cañada, livianas pero imponentes por la poética de su arquitectura, se escalonan de manera natural siguiendo la topografía del sitio. Ambas mantienen una línea continua, alineadas entre sí para guardar la máxima privacidad entre ellas. Por la altura de sus espacios y orientación, la fachada presenta unos corta-soles de aluminio que filtran el asoleamiento a sus terrazas de madera y piedra, generando sombras para vivir cómodamente la belleza del exterior.

    Con el riguroso discurso en la arquitectura de Daniel Álvarez, la obra se materializa con estructuras metálicas a la vista con sus anclajes y tornillerías, muros de piedras calizas, pisos de madera, volcánicos y de granito. Todo se ha integrado con una precisión milimétrica que seduce, formando un ambiente tan cercano a lo celestial que motiva el buen vivir.

    Las cancelerías son de aluminio con placas de vidrio de tecnologías modernas (Low-E) para aislamiento térmico y acústico. Así mismo, los muros secundarios, forrados de madera de nogal, se integran a los muebles y a las puertas para que visualmente se fusionen a manera de lambrines, produciendo una depurada expresión en los elementos del interior.

    Las casas tienen avanzados sistemas de control y automatización para iluminación, audio, video, persianas, riego, control de espejos de agua y fuentes.

    Así mismo, se instalaron sistemas de reciclaje de aguas para el riego, celdas solares y tanques térmicos de última generación para ahorros energéticos.

    Durante la jornada solar, todos los espacios son muy luminosos y se prescinde completamente de la luz eléctrica, virtudes naturales que sólo se pueden equilibrar con la tecnología si se tiene un claro conocimiento de la sustentabilidad.

    Para ahondar sobre este espectacular proyecto platicamos con el arquitecto Daniel Álvarez, quien nos compartió los procesos y la importancia de la sustentabilidad en la actualidad.

    Me atrevería a decir que eres el arquitecto mexicano que proyecta y construye las residencias de mayor presupuesto, precisión constructiva y vanguardia tecnológica, ¿qué opinas, cómo lo has logrado?
    Ojalá fuera el caso y que Dios te dé boca de profeta. La verdad es que somos un equipo de muchas personas que llevamos trabajando durante 33 años de manera continua, atendiendo todos los proyectos y obras día a día, ha sido un esfuerzo muy grande de disciplina, orden y profesionalismo. Nos esmeramos sin límite para hacer las cosas lo mejor posible en cada proyecto, contamos con magníficos colaboradores internos y externos que nos han ayudado a llegar a donde estamos.

    ¿Las Casas de La Punta son tu proyecto residencial de mayor dificultad hasta el momento?
    Fue un proyecto muy fluido y los clientes son extraordinarios, como todos los que tenemos. Desarrollamos un plan ejecutivo con más de 800 planos, llegando a detalles muy minuciosos y precisos, aunque no quiere decir que tenga mayor o menor dificultad por los metros cuadrados de construcción, yo creo que tiene la misma dificultad que cualquier otro proyecto residencial de este nivel.

    ¿Cómo logras condensar tu capacidad artística, visual, arquitectónica y sensorial en estas obras?

    Es un tema del proceso de cualquier proyecto, se va dando en el tiempo y depende de muchos factores, entre ellos las particularidades del sitio, los valores conceptuales de raíz que generan las ideas del proyecto, así como la relación con los clientes, respecto a lo que ellos esperan de la obra, y al final del día está el paso creativo que conjunta todos estos factores.

    ¿Para ti qué representa la sustentabilidad y qué nivel de conocimiento consideras que se aplica en México?

    La sustentabilidad definitivamente es lo de hoy, no hay marcha atrás, en cada proyecto nosotros tratamos de sumar tecnologías a favor de la sustentabilidad. Hacemos casas donde reciclamos el agua con plantas de tratamiento, donde instalamos paneles solares, sistemas inteligentes para ahorro de energía y luminarias de última generación, incluso almacenamos el agua pluvial y el agua caliente.

    Además, utilizamos la tecnología en cristales dobles y LOW-E para conservar la temperatura del interior, estudiamos la orientación de las edificaciones, diseñamos volados y corta-soles, y optamos por productos certificados o reciclados, y así podría seguir dándote una larga lista de temas y recursos que incorporamos en nuestros diseños. Obviamente todo esto implica costos adicionales a lo estándar, por eso en México todavía es muy difícil permear estos conceptos, la mayoría de la gente no está educada o informada para hacer un frente común a estas problemáticas.

    ¿Qué sientes al ser un arquitecto que siempre alcanza la máxima calidad y constantemente es ejemplo de innovación y expresión de alta escuela?
    No soy de ninguna manera un arquitecto independiente e individual, nosotros en la oficina somos un equipo de muchas personas que nos gusta hacer nuestra labor y estamos muy orgullosos de lo que hemos logrado. Cada día tenemos un reto nuevo y siempre vamos para adelante, no vemos por el espejo retrovisor.

    ¿Cómo desarrollaron el carácter estructural de estas casas?

    Por su programa arquitectónico, las casas de La Punta requerían de grandes claros, y la única manera de lograrlo era con estructuras metálicas. Así pudimos tener espacios con 14 metros libres de claro y un sistema constructivo muy ordenado y eficiente.

    En tus obras residenciales diseñas y construyes cada elemento, ¿por qué has optado por esta dinámica?
    Me gusta tanto el desarrollo del proyecto como el desarrollo de las obras, es una dinámica que nos funciona bien, siempre tenemos el control total de cada paso en el proceso y no dejamos en manos de una constructora decisiones que para nosotros son importantísimas.

    Prefiero hablar personalmente con los contratistas y proveedores e intercambiar observaciones y puntos de vista, voy a todas las obras cada semana, porque la mayoría de los contratistas saben más que uno en su especialidad, me gusta escucharlos y oír lo que quieren aportar, ya que por muchos planos de detalle que se hagan siempre hay situaciones particulares que se tienen que atender de bote-pronto.

    Hemos formado un equipo completo, siempre tratamos de mejorar con los contratistas y los mandamos a cursos especializados de plomería, electricidad, construcción y administración. Además, vamos a las ferias internacionales de muebles y diseño interior porque tratamos de estar a la última novedad.

    ¿Estas casas son opulentas o justificadas en su sofisticación y diseño interior?

    Habría que preguntarle a quienes las viven cotidianamente, creo yo. Sinceramente son casas muy bien terminadas, bien diseñadas, funcionales, cuyos interiores se seleccionaron de la mano con los clientes, y sí, al final del día las veo sofisticadas.

    ¿Eres afortunado por tener el talento para crear este nivel de residencias?
    Todo el equipo somos afortunados en tener trabajo y que los clientes nos recomienden de boca en boca. El talento como tú lo dices es del equipo, no individual, y soy afortunado en formar parte de ese grupo de gente talentosa.

    (MICROFORMATO)
    CASAS DE “LA PUNTA”

    PROYECTO Y CONSTRUCCIÓN:
    Grupo Arquitectura
    Daniel Álvarez / Erick Ríos, Rosa López, Susana López, Victoria Montoya, Raúl Chávez, Manuel Campos, Rafael Sánchez, Sergio Valdés y Paco Puente.

    Programa:
    Dos residencias: cada una con cuatro habitaciones con vestidor y baño, sala de TV, estancia, comedor, servicios y bodegas, estacionamiento para 12 autos de autoservicio, salones de juego, gimnasio, terrazas y jardines.

    Ubicación:
    Bosques de las Lomas, Ciudad de México