• 10 RAZONES PARA PRACTICAR ESQUÍ

    <
    >

    Deslizarse por las blancas montañas sobre unos esquís es tan divertido como saludable. Este deporte invernal te permite pasar un buen día sobre la nieve, divirtiéndote y mejorando tu forma física.

    Comprobados están los beneficios físicos, fisiológicos y psicológicos que aporta practicar deporte, ya que mejora el bienestar y la calidad de vida. De hecho, se ha llegado comparar su efectividad con la medicina, y hay estudios que afirman que ayuda a aliviar la depresión.

    Ahora que se acerca la temporada invernal, practicar esquí -tanto alpino como de fondo-, es una excelente opción para deslizarse por las montañas más bellas del mundo y divertirte mientras quemas calorías, mejoras tu resistencia muscular, equilibrio y concentración, además de beneficiar a tu sistema cardiovascular.

    El esquí alpino está considerado como el deporte estrella. Sus descensos sobre laderas con los esquís aportan excelentes beneficios para tu forma física al ganar firmeza en zonas como la cadera, glúteos y piernas.

    Además, otras ventajas de esta disciplina es que su práctica también fortalece la espalda y el abdomen al tener que mantener la postura, así como en los brazos por el trabajo de sujeción de los bastones. Tu estado de ánimo también cambiará, ya que liberas estrés y ansiedad al estar rodeado de paisajes maravillosos.

    Antes de esquiar, es recomendable prepararse y estar en forma, además de elegir el mejor equipo. Lo ideal es que los principiantes tomen un curso o estén bajo la supervisión de un buen instructor que les ayude a iniciar en este deporte invernal.

    Entre los beneficios tanto a nivel físico como psíquico se pueden enumerar 10 razones:
    1. Mejora la condición física, ya que es una actividad en la que se trabaja la resistencia, alternada con periodos cortos de fuerza.
    2. Libera tensiones, ayuda a combatir el estrés y la depresión.
    3. Ayuda a mejorar la actividad del corazón y los pulmones.
    4. Permite quemar grasas por tratarse de un deporte aeróbico.
    5. Mejora el equilibrio y el sistema de coordinación entre las diferentes áreas musculares.
    6. Es un deporte fácil de aprender, aunque es muy exigente. En una sola clase aprendes a deslizarte por la nieve y a disfrutar de este deporte que cada día tiene más seguidores.
    7. El aire de las altas montañas favorece la oxigenación de la sangre.
    8. Proporciona una sensación de bienestar y libertad.
    9. Se trabajan todos los músculos del cuerpo, desde los cuádriceps y glúteos hasta los músculos de espalda y hombros.
    10.Hay pistas de esquí para todos los niveles. Principiantes o expertos pueden disfrutar del placer de la nieve.

    Los destinos que todo amante del esquí debe añadir a su lista de deseos:

    Girdwood (Alaska)
    Aspen Snowmass (EE.UU.)
    Gulmarg (India)
    Portillo (Chile)
    Zermatt (Suiza)
    Zugspitze (Alemania)
    Afri-Ski (Lesoto)
    Cortina D’Ampezzo (Italia)
    Whistler (Canadá)
    Chamonix (Francia)